Parkinson: Consejos

Las actividades básicas de la vida diaria son aquellas que se realizan a diario y que contribuyen de manera significativa a nuestra supervivencia y a proporcionarnos calidad de vida.

El enfermo de Parkinson, encuentra dificultad a la hora de realizar muchas de estas actividades. Existen una serie de estrategias y consejos que pueden facilitar su realización.

COMER

El enfermo de Parkinson suele tener dificultades a la hora de manejar los instrumentos necesarios para ingerir los alimentos; a estas dificultades se pueden añadir los problemas a la hora de masticar y tragar. Conviene, pues, tener en cuenta los consejos siguientes:

  • Beber agua fría antes de comer facilita el acto de tragar, ya que el agua estimula el reflejo de deglución.
  • Cerrar la boca al tragar, también facilita el reflejo de la deglución.
  • Para facilitar la acción de masticar y tragar es mejor introducir en la boca pequeñas cantidades de comida.
  • No volver a introducir más comida ante de tragar.
  • Situarse lo más cerca posible de la mesa.
  • Apoyar los brazos encima de la mesa, sentarse de forma adecuada, con la espalda recta.
  • Usar cubiertos ligeros, puesto que son los más fáciles de manejar.
  • Usar vasos con asas para facilitar el agarre y, si tiene dificultad para llevarse el vaso a la boca, utilizar una paja flexible.
  • Usar vasos y platos irrompibles.

Hay que destacar que, en principio, no existe ningún régimen alimenticio específico para la enfermedad de Parkinson; sin embargo, es importante separar el tiempo de la toma de medicación del tiempo de la comida para conseguir una mayor eficacia de la medicación.

Se recomienda, asimismo, que se evite la ingesta de proteínas en una cantidad excesiva y que éstas se ingieran por la noche.

VESTIRSE

Siempre que la persona pueda, debe vestirse ella sola, puesto que constituye un ejercicio excelente y contribuye a que no se cree esa dependencia que a veces se produce entre el enfermo y el familiar.

  • Debe reservarse un tiempo adecuado para vestirse y desnudarse.
  • En primer lugar debe de prepararse toda la ropa, colocándola en el orden en que va a ponérsela.
  • Si no se encuentra seguro de pie, es mejor que se siente en la cama o en una silla con brazos.
  • Es aconsejable vestirse siempre por el lado por el que más nos cuesta hacerlo.
  • Para ponerse los calcetines o las medias, es aconsejable apoyar el pie en una banqueta baja.
  • Utilice zapatos sin cordones o con cordones elásticos, así podrá calzarse sin tener que desabrocharlos.

BAÑO

Sabemos que el baño puede convertirse en un lugar peligroso, por lo que es aconsejable acondicionarlo para intentar encontrarnos en él lo más seguros posible, a la vez que cómodos:

  • Se recomienda instalar pasamanos al lado del inodoro, del plato de ducha y de la bañera para que le resulte más fácil sentarse y levantarse.
  • La bañera o la ducha debe tener una superficie antideslizante.
  • Debe evitarse la existencia de alfombras en el cuarto de baño.
  • Para afeitarse, es aconsejable utilizar una maquinilla eléctrica con el fin de evitar posibles cortes.
  • Use un albornoz, así podrá secarse más fácilmente la espalda.

CAMA

Es conveniente adoptar las siguientes medidas:

  • El colchón y el somier deben ser duros, para evitar que se hundan y le resulte todavía más difícil moverse.
  • Utilice sábanas o pijamas de raso o seda.
  • Utilice nórdico en lugar de mantas porque el nórdico pesa menos.

HABLAR

El enfermo de Parkinson puede presentar los siguientes problemas a la hora de comunicarse de forma verbal:

  • Disminución del volumen de la voz .
  • Voz monótona .
  • Dificultades de pronunciación .
  • Habla acelerada .
  • Dificultades para encontrar la palabra adecuada.
  • Inexpresividad facial.

    Sugerencias para mejorar la comunicación verbal:

    – Respirar antes de empezar a hablar, haciendo una pausa entre cada palabra o cada pocas palabras.

    – Exagerar la pronunciación de las palabras.

    – Emplear frases cortas.

    – Tomarse el tiempo necesario para organizar los pensamientos.

    – Mirar al interlocutor.

A FAMILIARES Y AMIGOS:

  • Animar al enfermo de Parkinson a hablar alto.
  • Dar al paciente señales afirmativas, como asentir con la cabeza, indicando que se entiende lo que está diciendo.
  • Dejar a la persona el tiempo necesario para que pueda expresarse con tranquilidad.
  • Si no lo entiende, pídale que repita la parte del discurso que no ha comprendido.
  • Situarse siempre frente a la persona.
  • Indicarle que use frases cortas.